domingo, 28 de febrero de 2010

Nine < 8,5


Rob Marshall, el director de Chicago, nos trae un nuevo musical. Nine está basado en un musical de Broadway que a su vez está basado en la clásica película 8 1/2 del icónico director italiano Federico Fellini. Nine (y 8 1/2) cuenta la historia de Guido Contini, un director de cine que pasa por una sequía creativa justo antes de empezar a rodar su nueva película, y su relación con las mujeres que marcaron su vida. Y bueno.. ¿Cuántas estrellas se necesita para renovar a Fellini?

Según Rob Marshall ocho, pero la verdad, la pregunta no es válida. Nine es un musical divertido pero sumamente trivial considerando la película en la cual está basado. La película original de Fellini funciona en muchos más niveles porque el director se concentra en su propio inconsciente y convierte su película en una especie de diario. Para cuando terminas de ver la película te das cuenta que en verdad la película que has visto es la que el personaje de la película estaba haciendo, quien en la vida real es Fellini. Suena muy complicado y precisamente por eso la película es considerada un clásico y una de las mejores películas de la historia.

En cambio en Nine, Daniel Day-Lewis hace de Guido Contini. Pero Guido Contini no es Rob Marshall, es Fellini (si me dejo entender).

El otro problema de Nine es que la dirección de Rob Marshall es increíblemente parecida a lo que hizo en Chicago. Trata de evocar a Bob Fosse pero sólo resulta demasiado similar a su trabajo previo y nos hace salir de la película para decir "se parece tanto a Chicago...". No ayuda el hecho que Daniel Day-Lewis no es un muy buen cantante y que su personaje es muy antipático. Elegir a Day-Lewis para este papel fue un error colosal, es la peor actuación de Day-Lewis (que es uno de los mejores actores). Para Guido Contini se necesitaba a alguien más carismático, alguien más italiano que no imite simplemente el acento.

Sin embargo, a pesar de sus fallas, Nine es una película entretenida. No es la más alta pieza de cine, pero seguro la disfrutara si le gustan los musicales. Sobre todo vale mencionar que las actuaciones por parte de las mujeres de Contini no está nada mal. Penélope Cruz, Nicole Kidman y Judi Dench son muy divertidas, pero Marion Cotillard se lleva la película completa y convierte sus dos canciones en las más emocionales de la película. (Curiosamente ésta es la tercera vez que Cotillard da una actuación magnífica en películas que no han estado al mismo nivel, las dos anteriores fueron La Vie en Rose y Enemigos públicos).

El error más grande es hacer la película, porque la verdad es que la historia de 8 1/2 no vale nada si no te la cuenta el verdadero Guido Contini.

Ah! Y una cosa más ¿si tu mujer es Marion Cotillard por qué le sacarías la vuelta con Penélope Cruz? No sé, simplemente me parece irreal...

Calificación: **1/2

No hay comentarios:

Publicar un comentario