sábado, 18 de septiembre de 2010

Brokeback Ocean

El lugar es un pequeño y muy religioso pueblo pesquero del Perú. Un pescador local, muy respetado en el pueblo, cuya mujer está embarazada de su primer hijo, está enamorado de un pintor. El pintor no es del pueblo y los habitantes se preguntan por qué se queda tanto tiempo allí. Él se queda por el pescador. Al principio, la película parece un típico drama sobre las dificultades de un romance homosexual, pero por la mitad, una tragedia lleva la trama a un lugar inesperado. Repentinamente la película es más emocional, original y honesta.

Javier Fuentes-León, el director y escritor de la película, ha encontrado una bonita forma de mostrar los problemas que enfrentan estos dos personajes sin la necesidad de recurrir al realismo que estamos acostumbrados. En cambio, un poco de espiritualidad y fantasía en los sucesos de la película la vuelven mucho más auténtica y también más peruana. Una forma original de explorar los sentimientos de un pescador que está enamorado de un hombre.

El problema de la película son básicamente que la historia avanza en ritmos que parecen no pertenecer al momento de la película que estamos viendo y la inexperiencia de algunos de los actores secundarios. Particularmente me molestó un poco la forma en que hablaban los personajes, a veces no parecían peruanos.

Estos problemas se pueden entender (porque es la primera película del director) y son fáciles de perdonar considerando que hay escenas que están dirigidas perfectamente. La interacción entre los amantes se siente un poco incómoda al inicio, pero en la segunda mitad de la película las escenas entre los dos son mágicas. La escena en la que el pescador puede caminar agarrado de la mano del pintor sin que el pueblo se escandalize es genial.

En parte real, en parte maravillosa y en parte fantástica, a pesar de tener grandes debilidades, Contracorriente muestra que Javier Fuentes-León podría convertirse en un gran cineasta.

Calificación: * * 1/2

No hay comentarios:

Publicar un comentario