domingo, 5 de septiembre de 2010

Violetas Moradas

La película es "Purple Violets", pero en Lima se llama "Enamorada de mi ex". Lo único que tienen en común los títulos es la segunda parte de la palabra "ena-morada". Debe ser el estreno más raro que haya habido en todo el año, porque es una película del 2007 que ni si quiera se estrenó en Estados Unidos, solamente apareció en algunos festivales.

Edward Burns es un director neoyorquino conocido por sus películas sobre chicos rudos descendientes de irlandeses. También es el director de esta película. Y el escritor. Y el productor. Y uno de los actores. Es más, él es el único chico rudo irlandés de la película, que ahora ya no es tan rudo porque ha decidido dejar el trago para convertirse en un exitoso abogado.

Pero el personaje principal de la película lo interpreta Selma Blair. Patti es una ex-escritora infelizmente casada que se sorprende al reencontrarse con su ex Brian (Patrick Wilson) después de muchos años. Brian también es escritor, pero a diferencia de Patti, él se ha vuelto millonario escribiendo historias de detectives. Ahora finalmente ha escrito un libro "serio", pero la crítica lo ha demolido. Edward Burns es el amigo de Brian, que también se reencuentra con su ex, la amiga de Patti, interpretada por Debra Messing (Grace de Will & Grace).

Lo que sigue se lo pueden imaginar, las ex-parejas se reencuentran: todos siguen enamorados, pero no todos quieren (o están listos para) aceptarlo. La debilidad más grande de la película son los personajes de el esposo de Patti y la joven enamorada de Brian, que son tan antipáticos que no podemos ni si quiera sentir pena por ellos. Esto nos hace preguntarnos cómo se pudo casar Patti con este gordito inglés tan abominable en primer lugar. La película pierde un poco de realismo, pero sólo un poco.

Una virtud esencial (y sorprendente tomando en cuenta el pasado de Edward Burns) es que haya logrado crear personajes femeninos tan reales y bien escritos. Generalmente los directores y escritores sufren y fallan al escribir los personajes femeninos que resultan ser la peor parte de varias películas (un ejemplo ideal es Christopher Nolan). En este caso tenemos a Selma Blair como un personaje completo, que logra llevar adelante la película sin tener que ser la chica buena y tonta de la mayoría de películas románticas. Si no lo hubiera sabido, hubiera pensado que fue una mujer la que escribió el guión.

La mayor parte del guión de la película es muy divertido, original y hasta se atreve a hacer preguntas sobre el arte y la literatura. Sobre la idea de vivir del arte, de tener talento, de sentir envidia de los más talentosos que tú, de poder crear una obra de arte. Edward Burns debe haber escuchado mucho sobre esto durante su carrera (muchas veces a recibido críticas muy duras por sus películas). Así que parece que todo este rollo le sale del corazón.

Calificación: * * * 1/2

Director: Edward Burns
Reparto: Selma Blair, Patrick Wilson, Edward Burns, Debra Messing, Elizabeth Reaser, Donald Logue, Dennis Farina

No hay comentarios:

Publicar un comentario