lunes, 14 de noviembre de 2011

Tim Burton

Estaba viendo qué películas se estrenan el próximo año y qué títulos me emocionaban cuando me encontré con dos películas que me provocaron una reacción agridulce: "Dark Shadows" y "Frankenweenie", ambas dirigidas por Tim Burton. La primera reacción fue "Oh, sí, quiero verlas", la segunda fue "¿Pero hace cuánto tiempo que me ha gustado una película de Burton?". ¿Valía la pena pensar que el próximo año finalmente traería el regreso a la cima de este director? ¿O era sólo una forma de asegurar mi decepción dentro de doce meses?

jueves, 4 de agosto de 2011

Super 8: Nostalgiafest

Super 8 se alimenta en gran parte de la nostalgia de sus espectadores. Desde que salió el primer trailer de esta película dirigida por J.J. Abrams (Star Trek) y producida por un tal Steven Spielberg, era obvio que los directores querían que quienes veamos estas imágenes recordáramos inmediatamente a E.T., la nave nodriza de Encuentros cercanos y a los Goonies.

Esta es la historia de un niño llamado Joe, que se pasa el verano con sus amigos filmando una película de zombies con una cámara súper8. Un día de la filmación ocurre un misterioso accidente de tren que da pie a una serie de misteriosos eventos en su pequeño pueblo de Ohio. J.J. Abams es claramente un fanático de Spielberg y lo dice públicamente. Es obvio que este es un proyecto muy personal para él y que quiere rendir homenaje a las películas que vió en su infancia. ¿Pero es una buena idea?

La verdad es que Super 8 no es tan buena como E.T. o Encuentros cercanos del tercer tipo, pero la verdad es que no hay muchas películas que lo sean. Puede ser que el factor nostálgico perjudique la película para muchos que se hayan hecho falsas expectativas, sin embargo, la película es una muy buena y divertida película en su propio mérito.

Abrams es un director especialmente talentoso (su versión de Star Trek del 2009 es, en mi opinión una película de acción/aventura casi perfecta). Aquí muestra su talento tanto para escenas de acción como el descarrilamiento de un tren, como para escenas personales entre los personajes; especialmente entre el grupo de niños que hacen la película. Hablando de ellos, los niños de esta película merecen ser felicitados, porque rara vez se ve tan buenas y naturales actuaciones viniendo de menores de edad (especialmente la de Elle Fanning, que hace de Alice, la chica que le gusta Joe).

En resumen, Super 8 es una película entretenida y graciosa que puede traer buenos recuerdos a los adultos y emocionar a muchos niños y que es mucho mejor que la mayoría de películas de Hollywood. Se fuera un niño no me querría perder esta película.

Calificación: * * * 1/2

Harry Potter 7.2: ¿Otra más? No, esta es la última. Ah, ok.

No tengo mucho que decir sobre Harry Potter y las reliquias de la muerte parte dos. La verdad es que no importa mucho lo que diga. La mayor parte del planeta seguro ya la vió y probablemente a más de la mitad de ellos les gustó.

La verdad es que nunca entendí por qué a la gente les gustan tanto las aventuras de Harry Potter. Desde hace diez años he ido al cine (junto con millones de fans del joven mago) a ver sus películas y al momento de ver la siguiente nunca he podido acordarme qué es lo que pasó en el capítulo anterior. Fue entonces una buena idea haber visto la película anterior justo un día antes de ver esta, me ayudo a entender varios detalles que me hubieran dejado rascándome la cabeza si no lo hubiera hecho. Hay algo sobre Harry Potter que lo hace esencialmente intrascendente en mi memoria.

Leyendo lo que escribí sobre la película anterior, me doy cuenta que el último capítulo de la saga no cambia mi opinión, sino que la fortalece. Sigo divirtiéndome bastante mientras veo las películas, sigo pensando que Harry Potter es uno de los personajes más fastidiosos e insoportables de la historia del cine, sigo pensando que los personajes secundarios son mucho más divertidos e interesantes que los principales (¿Por qué hicieron los libros sobre Harry y no sobre Snape?), sigo pensando que los duelos con varitas mágicas se ven ridículos como escenas de acción, y lo más importante, sigo pensando que las películas no han sido una "adaptación" de los libros de J.K. Rowling, sino un complemento. No son películas por sí mismas, sino una recopilación de los mejores momentos de los libros, hechos para que los fans estén contentos y los involucrados ganen mucha plata.

Los días antes al estreno de la película, mi Facebook se llenó con mensajes, textos y comentarios de personas que expresaban su amor por Harry Potter y el final de la historia. La verdad es que aunque nos guste o no, Harry Potter ha sido una fuerza cultural importante y ha representado una era del cine comercial y para Hollywood. Una era que se acabó. Pero no se preocupen mortales (¿o debería decir muggles?), una nueva era comienza. Y no pasará mucho tiempo hasta que salga el remake de la primera película, haya borrón, y cuenta nueva.

Calificación: * * 1/2

lunes, 6 de junio de 2011

X-Men: Mutantes Groovies

X-Men: First Class, es un viaje en el tiempo a los orígenes de los mutantes que ya conocemos después de que X-Men 3 fuera tan mala que no había forma de continuar desde allí. El director Matthew Vaughn (Kick Ass) nos lleva a principio de los sesenta, para que presenciemos el primer encuentro entre Charles Xavier y Erick Lensherr (Magneto), dos buenos amigos que se convertirán en enemigos y darán inicio a una de las más interesantes y divertidas relaciones del mundo de los superhéroes.

Charles Xavier (James McAvoy) es un seductor graduado de Oxford, mientras que Erik (Michael Fassbender) es un judío que busca venganza después del horror que tuvo que soportar durante el holocausto. Juntos crean el primer grupo de mutantes superhéroes para encontrarse en medio de la crisis de los misiles cubanos de 1962 tratando de parar a un terrorista mutante que quiere exterminar a la humanidad usando las bombas nucleares.

La historia suena bastante divertida y diferente de las otras, pero First Class y X-Men 3 comparten el mismo error básico: demasiados personajes en demasiado poco tiempo. Hay tantos personajes y tantas historias en esta película que solamente podemos pasar un par de escenas con cada uno. No hay suficiente tiempo para que realmente podamos ver que tan compleja es realmente la relación entre Xavier y Magneto. Para el final de la película, (y gracias sobre 4todo a las actuaciones de dos actores tan buenos como McAvoy y Fassbender) cuando se separan, deseamos haber pasado más momentos con ellos en lugar de con tantos otros personajes que no nos interesaban tanto.

El único otro personaje que tiene una historia emocional interesante es Mystique (Jennifer Lawrence), en esta película vemos por qué anda calata y azul todo el tiempo y por qué decidió unirse a Magneto en su lucha contra los humanos. Además de su relación muy interesante con Xavier y con Hank McCoy (Bestia). El resto de personajes (ya sean los villanos interpretados por Kevin Bacon y January Jones, los otros alumnos de Xavier como Havok, Banshee o Angel, o la agente de la CIA Moira McTaggert) simplemente no nos interesan.

Gracias al número de "minitramas" que tiene que haber para cada uno de los personajes, la película parece muy desordenada y no llega a redondear sus ideas del todo al final. Más que una película, parece el primer capítulo de una serie. Sólo hemos visto el comienzo de esta historia, y yo sé que se supone que lo que sigue está en las películas que ya hemos visto, pero las buenas películas de orígenes como Batman Begins o Star Trek tienen una historia importante en sí mismas además de iniciar una serie.

Pero a pesar de esto, X-Men: First Class es una película muy divertida de ver. Los X-Men siempre han sido mis superhéroes favoritos y a pesar de estar un poco frustrado con la película, la pasé muy bien. Como una divertida película para pasarla bien y comer canchita, es bastante buena. La idea de llevar a los X-Men a las sesenta, ponerlos en una especie de "caper" a la Ocean's Eleven o un James Bond de la época, resulta muy divertida. Ciertamente hubiera querido que esta película hubiera sido mejor, y estoy seguro de que pudo haberlo sido, pero igual me divertí mucho viéndola. Digamos que X-Men 2 sigue siendo la mejor de lejos.

Calificación: * * *

viernes, 3 de junio de 2011

The Hangover 2: Ahora con monos

Tenía un profesor de alemán, el señor Ulmer, que solía hacer experimentos pedagógicos con nosotros de vez en cuanto. Nos hacia una especie de pregunta con truco sólo para poder ver a los resultados y encontrarlos "fascinantes". A él, le propongo un nuevo experimento, haga que sus alumnos vean ¿Qué pasó ayer? 2 y traten de señalar las similitudes con la primera película. Si el alumno no concluye con que son exactamente la misma película, pero en un lugar diferente es posible que sea uno de esos que hacen sus trabajos con sólo tres teclas.

A continuación detalles que los que no hayan visto Hangover II quizás no quieran saber... ni los que no hayan visto Hangover I.

Picasso decía que los buenos artistas copian y los grandes roban, pero, ¿esto también se aplica cuando se roba de uno mismo? La verdad es que la película sí es a grandes rasgos una copia de sí misma. La cuestión es que esto no sería un problema si fuera igual en el sentido en que los personajes principales experimentan una especie de deja-vu al pasar por una situación tan similar a la que pasaron en la película pasada. Lo malo es que los momentos más "grandes" de comedia son muy similares a los de la primera. Parece que los productores vieron que hizo reír a la gente en la primera película y dijeron "ok, hagan la segunda, pero pongan un animal extraño, algo en la cara de Ed Helms, una prostituta, un chino que salga repentinamente de algún compartimento para atacarlos y a Mike Tyson. Ah, y háganlo todo más exagerado".

En este intento por hacerlo todo más exagerado es donde The Hangover comete su mayor error. A pesar de que no soy un gran fan de la primera película, todos sabemos que fue una gran sorpresa cuando salió hace dos años y que fue una película muy graciosa. En cambio, la secuela, al tratar de impresionar y sorprender más que la primera, termina siendo ofensiva. El personaje de Zach Galifianakis, que fue definitivamente lo mejor de la primera, se convierte en una completa caricatura demasiado egoísta e infantil en la segunda (lo sé porque cuando llegué a mi casa del cine, estaban dando la primera en la tele y pude comparar). En cuanto a la locación en Tailandia, como dice Roger Ebert, parece que Singapur hubiera pagado a los productores para hacer quedar mal a Bangkok (está llena de estereotipos que escandalicen a la audiencia americana). Y finalmente, en los créditos finales hay una foto de sumo mal gusto que se burla de una de las imágenes más icónicas de la guerra de Vietnam.

The Hangover es ciertamente no es tan mala como para hacer que te quieras ir de la sala (aunque creo que un par de personas lo hicieron en mi función), pero si has visto la primera, no vale la pena verla. Considerando que habrán varias cosas que te pondrán molesto en lugar de hacerte reír ya porque sean de mal gusto o porque alguien en Hollywood está tratando de hacerte pagar dos veces para ver la misma película.

Calificación: * 1/2

martes, 17 de mayo de 2011

'Thor': The hammer is my penis

Hace un par de años, no mucho tiempo atrás, yo, que he sido un fan de los cómics de superhéroes desde que tenía pocos años de edad, no podía emocionarme más cada vez que se anunciaba el estreno de una nueva adaptación al cine de cualquiera de los personajes que había conocido de niño. Flash forward al 2011 y la mención de los estrenos de Linterna verda, el capitán america y Thor no me emocionan de la misma manera. ¿Es acaso que he madurado? La verdad es que no, en lo personal creo que sigo siendo tan inmaduro como en esos tiempos, lo que sucede es que Hollywood no ha tratado bien mi entusiasmo.

Si bien se han hecho películas de superhéroes que son simplemente geniales y que podría defender como películas de alta calidad en cualquier discusión (X-Men 2, Spider-Man y The Dark Knight vienen a mi mente), han habido muchas más películas de superhéroes (o de adaptaciones de cómics) que simplemente me han defraudado. Y es que al haber habido tantas, la mayoría se contenta con simplemente seguir los patrones establecidos por las primeras que salieron. Es como si ahora los directores y guionistas que las hacen tuvieran un papel escrito con la historia de todas las películas de superhéroes con espacios en blanco para rellenar con los nombres de los personajes de la película que les toca hacer. Todas se ven igual.

El problema más grande con las películas de superhéroes es que los estudios de hollywood insisten en que la primera película siempre tiene que contar el origen del personaje. Es suficiente ver los trailers de Thor, Captain America y Green Lantern para ver que todas cuentan el origen del héroe y que todas se ven mas o menos igual ¡y que todas van a salir este año! Algunas películas recientes han logrado contar los orígenes de sus personajes de manera divertida y original, Iron Man, tuvo un guión tan bueno y una actuación principal de Robert Downey Jr. tan carismática que hasta se beneficio del hecho de contar el origen del personaje y de que no veamos la armadura de Iron Man hasta después de la primera media hora de película.

En este aspecto, Thor tiene una ventaja. El personaje principal es un dios. Ya conoce sus poderes desde el principio y no deben explicarnos como los consiguió. Esto es el lado bueno de la película. Thor llega a la tierra y se encuentra con un grupo de científicos (Natalie Portman, Kat Dennings, Stellan Sakrsgard) que han estado investigando tormentas espaciales o algo así, el fenómeno que investigan no es realmente importante ni para la película ni para quienes la vemos. El punto es que Thor llega a la tierra sin sus poderes y sus nuevos amigos lo ven como si fuera un loco esquizofrénico que se cree un dios nórdico. Las situaciones cómicas que resultan de esta dinámica son bastante divertidas y demuestran que el actor principal Chris Hemsworth es una gran promesa como estrella de cine. Como Chris Pine en la nueva Star Trek o Harrison Ford en las películas que lo hicieron famoso, Hemsworth tiene esa actitud de estar dispuesto a hacer el ridículo y de no tomar su personaje tan en serio para hacerlo más carismático y efectivo.

Pero esta parte de la historia es sólo la mitad de la película. La otra mitad transcurre en Asgard (una especie de olimpo nórdico) donde vive el padre de Thor, el rey Odin (Anthony Hopkins) y su hermanastro Loki (Tom Hiddleston). Loki es el villano principal, porque siente celos de su hermano Thor. Para resaltar las inferencias shakespeareanas, los productores contrataron a Kenneth Brannagh (Hamlet, Enrique V) como director y ha decir verdad, hace un buen trabajo dirigiendo a los actores en las escenas más dramáticas entre este trío de dioses. El gran aporte de Brannagh es que , como su estrella, no tiene miedo en admitir lo ridículo y poco realista que es toda esta historia usando estas características como una ventaja. Sorprendentemente, el problema de Thor no está en las escenas de diálogos, sino en las escenas de acción.

Podría escribir bastante sobre las escenas de acción de la película, pero basta decir que ninguna es buena. En muchas de ellas (como es usual en estos tiempos) la cámara tiembla tanto que no podemos si quiera ver lo que está pasando. El problema principal es que todo parece muy chico. El mundo mágico de Asgard está hecho con unos efectos completamente malos, que hacen que todo se vea muy extraño y tan poco realista que las escenas de acción pierden emoción porque reparamos constantemente en que estamos en un mundo creado por computadora. Además, parece que en este mundo de dioses sólo hay cuatro habitaciones bastante pequeñas donde transcurre toda la película y que el mundo de los dioses esta habitado por cuatro gatos. Falta un toque épico que muestre el poder de los dioses.

La historia en la tierra también sufre de falta de elementos épicos. Todo transcurre en un pueblito en medio del desierto de Nuevo México que parece tener una cuadra de longitud, cuatro casas y ocho habitantes. Parece que los ejecutivos de Marvel están demasiado preocupados con la película de 'The Avengers' donde se juntarán sus superhéroes (Capitán América, Iron Man, Hulk y Thor) y han preferido no gastar mucho en las películas anteriores. Mi principal problema con Thor, es que más que una película parece una necesidad de hacer conocido al personaje antes de que salga 'The Avengers'. La pregunta es si una vez que se estrene esta película en el 2012, alguien querrá volver a ver Thor.

Calificación: * *

PS: Para los que están confundidos con el nombre de esta entrada, mi pene no es un martillo. Es una cita de la excelente miniserie de tres partes Dr. Horrible's Sing-A-Long Blog dirigida por Joss Whedon y protagonizada por Neil Patrick Harris que se puede ver completa en YouTube así que qué esperan.

sábado, 26 de marzo de 2011

Del Pasado: "Notorious" (1946)

Si algún día quieren entender la forma en la que Alfred Hitchcock hacia sus películas pueden hacer dos cosas. Leer el libro "Hitchcock by Truffaut", en el cual el director es entrevistado por su colega francés o para experimentar lo dicho en el libro de primera mano, podrían ver "Notorious". Yo recomiendo hacer ambos.

"Notorious" es un claro ejemplo de cómo Hitchcock utilizaba en "MacGuffin" como una simple excusa para contar una historia que le parecía interesante. Verán, la historia de "Notorious"es la siguiente: Alicia (Ingrid Bergman) es la hija de un ex-Nazi, que es encarcelado por sus crímenes de guerra. La guerra ya ha terminado, pero hay un grupo de Nazis que han escapado, viven en Río de Janeiro y parecen estar planeando algo macabro. Ella es reclutada por el agente del FBI Devlin (Cary Grant) para acercarse a un antiguo amigo de su padre, Alex Sebastian (Claude Rains), y robarle la información que necesita la inteligencia americana. Todo esto se complica cuando a pesar de estar enamorada del agente Devlin, Alicia deberá aceptar la propuesta de matrimonio de Sebastian.

El "MacGuffin" de la película es una considerable cantidad de uranio que el líder Nazi esconde en botellas de vino en su cava. En el momento en que Hitchcock estaba escribiendo el guión de la película junto con el guionista Ben Hecht, la guerra aún no había terminado y todavía se pensaba que una bomba atómica era imposible. La mayoría de productores de Hollywood pensaban que "el uranio era la cosa más idiota que podía servir de base a una película" no sabiendo los avances de la ciencia que se aproximaban.

En el libro de Truffaut, Hitchcock explica lo siguiente: "Esto demuestra hasta qué punto estaban equivocados al creer que el "MacGuffin" era importante. La historia de "Notorious" consistía simplemente de un hombre enamorada de una muchacha que, en el curso de una misión oficial, se ha acostado con otro hombre y se ha visto oligada a casarse con él. Ésta es la historia. ¿Se da usted cuenta ahora del error que cometieron y que les ha hecho perder tanto dinero, pues la película, que había costado dos millones de dólares, ha conseguido ocho de beneficios limpios?"

La historia y los sentimientos de los personajes de "Notorious", como de toda buena película clásica, es lo más importante. Además de la encantadora actuación de Cary Grant, Claude Rains como una de los mejores villanos de Hitchcock y Ingrid Bergman en uno de los mejores papeles de su vida, el guión es muy bueno y la dirección de Hitchcock tiene una serie de detalles magníficos y una precisión en las escenas de suspenso (como la de la llave o la de la botella en la cava) que repetiría con igual maestría por el resto de su carrera.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Trailer: Super 8


No creo que pueda expresar en tan poco tiempo cuanto me encanto la película de Star Trek que salió hace dos años. Me pareció el perfecto "blockbuster". La perfecta mezcla de aventura, ciencia ficción y comedia. Ahora, su director, J.J. Abrams dirige esta nueva película que está producida por el conocido Steven Spielberg.

Si la pregunta es si quiero verla, la respuesta es obviamente que sí. No podría estar más emocionado, pero he decidido que ahora, cuando hablemos de trailers, no simplemente diré "que chevere se ve esta pela", sino que trataré de poner un comentario un poco más extenso.

En este caso, parece que Abrams y Spielberg queren recapturar ese aire nostálgico de las películas de los ochentas como 'E.T.', 'Stand by Me' y 'Los Goonies'. La idea suena muy bien y se ve intrigante y emocionante en el trailer, pero la pregunta de si se podrá recapturar esta magia y no será simplemente un esfuerzo de Abrams por emular a Spielberg sólo lo sabremos cuando veamos la película, que debe llegar a nuestros cines entre junio y julio.

jueves, 10 de marzo de 2011

"La bella y la bestia" (1991)


'La bella y la bestia' fue la película que definió la época que se llama el "renacimiento Disney". Desde la muerte de Walt Disney en los sesenta y por las décadas que siguieron, la compañía subsistió gracias a los parques de diversiones y no hizo ninguna película que fuera realmente un éxito (tanto de crítica como de taquilla). Esto hasta que a final de los ochenta, una nueva ola de animadores jóvenes tomaran las riendas del estudio con nuevos proyectos. Una de sus ideas era regresar al estilo clásico de Disney de películas animadas musicales casi siempre sobre princesas. La primera de estas fue 'La sirenita', que impresionó tanto a los críticos como a la gente que fue a verla. Después vino 'La bella y la bestia'.

'La bella y la bestia' fue importante para los estudios Disney, porque vino dos años después de 'La sirenita' y fue la película que reafirmo el hecho de que la compañia había, definitivamente, recobrado su "mojo". Ese mismo año, la película se convirtió en la primera cinta animada en ser nominada al Oscar en la categoría de 'Mejor Película', que hasta entonces había sido reservada para películas de con personajes de "carne y hueso". Muchos excusaron esta nominación diciendo que se debía a que no había sido un buen año para el cine en general, pero la verdad es que era el último sello de aprobación para la nueva era dorada de la animación.

Y la película en sí no es nada mala tampoco. A pesar de tener, superficialmente, la estructura de las demás películas de Disney basados en cuentos de hadas, la diferencia en 'La bella y la bestia' está en sus protagonistas. Bella, es una chica que a diferencia de Cenicienta o Blanca nieves no se queda sentada esperando a su príncipe azul. Bella es la primera princesa de los noventa y es una chica de mente libre que le gusta leer ¿pueden creerlo? Y que no está interesada en el chico bonito del pueblo.

En cuanto a la Bestia, es un personaje trágico y especialmente complejo y tridimensional para su tiempo. La Bestia pasa abruptamente de estar deprimido a ser un engreído príncipe y varias veces a simplemente ser una bestia amargada. La grandeza de la película se debe tanto a la actuación de Robby Benson (que hizo la voz del personaje) como a cualquier otro aspecto. Si Benson hubiera hecho este papel en una película "normal" maquillado en lugar de en una película de animación, estoy seguro que lo hubieran nominado a un Oscar.

Con estos dos personajes en el centro de la historia no hay forma que esta no sea una de las mejores historias de amor en la historia del cine. Solamente hay que ver la escena en que la Bestia le regala a Bella una biblioteca entera para demostrar su amor o verse a uno mismo llorando al final de la película.

Y claro, además hay personajes secundarios divertidos y memorables como Lumiere, Clogsworth y la señora Potts. Sin mencionar las escenas musicales de Alan Menken, Howard Ashman y Tim Rice.


Calificación: * * * *

**Lamentablemente la versión que se vende en DVD está repintada digitalmente y los colores son más vivos y claros, lo cual hace que se pierda el toque más oscuro y sombrío de la película original, que es mucho más atractiva visualmente. En otras palabras, el VHS que tengo guardado de la pela desde que era chico se ve mejor que el DVD.

The King's Speech: "El disgusto del rey"

Desde que ganó el Oscar. La verdad, desde antes, me he encontrado con mucha gente que me ha dicho numerosas veces que 'El discurso del rey' (The King's Speech) es la mejor película del año y que merece ganar(o haber ganado) el premio a mejor película. Algunos hasta se atreven a decir -con total descaro- que lo merecía más que 'The Social Network'.

Pero dejando mi amor por la película de Facebook a un lado, la verdad es que no entiendo por qué la gente cree que esta es la mejor película del año y que su sentimiento merece ser reafirmado con una estatua dorada de un hombre calato. Aunque la verdad, creo que lo entiendo todo. Lo del premio es fácil, todos queremos ver nuestros gustos recompensados. Si una película que nos gusta gana el Oscar, nos ponemos felices porque sabemos que hay más gente que reconoce la grandeza de lo que nos gusta tanto. En cuento a la película en si...

La historia es la siguiente: el futuro rey de inglaterra Jorge VI (Colin Firth) es tartamudo y no puede dar discursos alentadores a su pueblo, lo cual es un problema porque su país está a punto de empezar la guerra contra Hitler y su trabajo es emocionar a las multitudes y hacerlas sentir seguras. Así que su esposa (Helena Bonham Carter) busca a un excéntrico terapeuta australiano (Geoffrey Rush) que usara métodos poco convencionales para que pueda dar su discurso.

Todo está bien en la película, excepto que nada es realmente excelente. Colin Firth y Helena Bonham Carter hacen un buen trabajo pero han dado actuaciones mucho mejores (Carter en The Wings of the Dove y Firth este año pasado en A Single Man) en las que demostraron lo extraordinarios que pueden ser como actores. Mientras tanto, Geoffrey Rush hace su papel de siempre. Dicho esto, las actuaciones son probablemente lo mejor de la película y lo que me hizo disfrutar tanto como lo hice.

El verdadero problema está en el guión y la dirección. Verán, el terapeuta de Rush trata la "enfermedad" del rey como lo haría un moderno psicoanalista. Lo que vemos en la película es como el doctor se gana al paciente lentamente para luego dejar que el paciente revele su pasado en el cual es una clase en psicología 101 sobre la relación entre el rey y su padre para darse cuenta que es lo que traumó al pobre muchacho. Una persona en especial me dijo que amó 'El discuros del rey', me pareció raro considerando que la película 'Good Will Hunting' con Matt Damon y Robin Williams no le gustó. Mientras veía estas escenas en la película, yo no podía de dejar de pensar en Will Hunting y su psicólogo en MIT.

Y sin embargo, a pesar de tener esta escena en la que todo el problema del protagonista es revelado, la película decide olvidarse de esto y en lugar de explorar el problema decide hacer una serie de escenas cómicas en las que el paciente aprende a hablar bien cantando, maldiciendo y haciendo ruidos raros con la boca.

A fin de cuentas, 'El discurso del rey' es una película emotiva. Eso creo que es lo que la hizo ganar el Oscar. Sospecho que esa es también la razón por la que 'Una mente brillante' ganó el Oscar en un año en el que estuvo nominada contra mucho mejores películas como 'El señor de los anillos', 'Gosford Park' y 'Moulin Rouge'. 'El discurso del rey' está en la misma posición: ganando por encima de películas que definen nuestros tiempos (Social Network), que demuestran la genialidad de grandes directores (Black Swan) o que tiene un sentimentalismo más efectivo y profundo (Toy Story 3).

Además, la fobia más popular en el mundo es el miedo a hablar en público. En segundo lugar, está el miedo a morir.

Calificación: * * 1/2