sábado, 26 de marzo de 2011

Del Pasado: "Notorious" (1946)

Si algún día quieren entender la forma en la que Alfred Hitchcock hacia sus películas pueden hacer dos cosas. Leer el libro "Hitchcock by Truffaut", en el cual el director es entrevistado por su colega francés o para experimentar lo dicho en el libro de primera mano, podrían ver "Notorious". Yo recomiendo hacer ambos.

"Notorious" es un claro ejemplo de cómo Hitchcock utilizaba en "MacGuffin" como una simple excusa para contar una historia que le parecía interesante. Verán, la historia de "Notorious"es la siguiente: Alicia (Ingrid Bergman) es la hija de un ex-Nazi, que es encarcelado por sus crímenes de guerra. La guerra ya ha terminado, pero hay un grupo de Nazis que han escapado, viven en Río de Janeiro y parecen estar planeando algo macabro. Ella es reclutada por el agente del FBI Devlin (Cary Grant) para acercarse a un antiguo amigo de su padre, Alex Sebastian (Claude Rains), y robarle la información que necesita la inteligencia americana. Todo esto se complica cuando a pesar de estar enamorada del agente Devlin, Alicia deberá aceptar la propuesta de matrimonio de Sebastian.

El "MacGuffin" de la película es una considerable cantidad de uranio que el líder Nazi esconde en botellas de vino en su cava. En el momento en que Hitchcock estaba escribiendo el guión de la película junto con el guionista Ben Hecht, la guerra aún no había terminado y todavía se pensaba que una bomba atómica era imposible. La mayoría de productores de Hollywood pensaban que "el uranio era la cosa más idiota que podía servir de base a una película" no sabiendo los avances de la ciencia que se aproximaban.

En el libro de Truffaut, Hitchcock explica lo siguiente: "Esto demuestra hasta qué punto estaban equivocados al creer que el "MacGuffin" era importante. La historia de "Notorious" consistía simplemente de un hombre enamorada de una muchacha que, en el curso de una misión oficial, se ha acostado con otro hombre y se ha visto oligada a casarse con él. Ésta es la historia. ¿Se da usted cuenta ahora del error que cometieron y que les ha hecho perder tanto dinero, pues la película, que había costado dos millones de dólares, ha conseguido ocho de beneficios limpios?"

La historia y los sentimientos de los personajes de "Notorious", como de toda buena película clásica, es lo más importante. Además de la encantadora actuación de Cary Grant, Claude Rains como una de los mejores villanos de Hitchcock y Ingrid Bergman en uno de los mejores papeles de su vida, el guión es muy bueno y la dirección de Hitchcock tiene una serie de detalles magníficos y una precisión en las escenas de suspenso (como la de la llave o la de la botella en la cava) que repetiría con igual maestría por el resto de su carrera.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Trailer: Super 8


No creo que pueda expresar en tan poco tiempo cuanto me encanto la película de Star Trek que salió hace dos años. Me pareció el perfecto "blockbuster". La perfecta mezcla de aventura, ciencia ficción y comedia. Ahora, su director, J.J. Abrams dirige esta nueva película que está producida por el conocido Steven Spielberg.

Si la pregunta es si quiero verla, la respuesta es obviamente que sí. No podría estar más emocionado, pero he decidido que ahora, cuando hablemos de trailers, no simplemente diré "que chevere se ve esta pela", sino que trataré de poner un comentario un poco más extenso.

En este caso, parece que Abrams y Spielberg queren recapturar ese aire nostálgico de las películas de los ochentas como 'E.T.', 'Stand by Me' y 'Los Goonies'. La idea suena muy bien y se ve intrigante y emocionante en el trailer, pero la pregunta de si se podrá recapturar esta magia y no será simplemente un esfuerzo de Abrams por emular a Spielberg sólo lo sabremos cuando veamos la película, que debe llegar a nuestros cines entre junio y julio.

jueves, 10 de marzo de 2011

"La bella y la bestia" (1991)


'La bella y la bestia' fue la película que definió la época que se llama el "renacimiento Disney". Desde la muerte de Walt Disney en los sesenta y por las décadas que siguieron, la compañía subsistió gracias a los parques de diversiones y no hizo ninguna película que fuera realmente un éxito (tanto de crítica como de taquilla). Esto hasta que a final de los ochenta, una nueva ola de animadores jóvenes tomaran las riendas del estudio con nuevos proyectos. Una de sus ideas era regresar al estilo clásico de Disney de películas animadas musicales casi siempre sobre princesas. La primera de estas fue 'La sirenita', que impresionó tanto a los críticos como a la gente que fue a verla. Después vino 'La bella y la bestia'.

'La bella y la bestia' fue importante para los estudios Disney, porque vino dos años después de 'La sirenita' y fue la película que reafirmo el hecho de que la compañia había, definitivamente, recobrado su "mojo". Ese mismo año, la película se convirtió en la primera cinta animada en ser nominada al Oscar en la categoría de 'Mejor Película', que hasta entonces había sido reservada para películas de con personajes de "carne y hueso". Muchos excusaron esta nominación diciendo que se debía a que no había sido un buen año para el cine en general, pero la verdad es que era el último sello de aprobación para la nueva era dorada de la animación.

Y la película en sí no es nada mala tampoco. A pesar de tener, superficialmente, la estructura de las demás películas de Disney basados en cuentos de hadas, la diferencia en 'La bella y la bestia' está en sus protagonistas. Bella, es una chica que a diferencia de Cenicienta o Blanca nieves no se queda sentada esperando a su príncipe azul. Bella es la primera princesa de los noventa y es una chica de mente libre que le gusta leer ¿pueden creerlo? Y que no está interesada en el chico bonito del pueblo.

En cuanto a la Bestia, es un personaje trágico y especialmente complejo y tridimensional para su tiempo. La Bestia pasa abruptamente de estar deprimido a ser un engreído príncipe y varias veces a simplemente ser una bestia amargada. La grandeza de la película se debe tanto a la actuación de Robby Benson (que hizo la voz del personaje) como a cualquier otro aspecto. Si Benson hubiera hecho este papel en una película "normal" maquillado en lugar de en una película de animación, estoy seguro que lo hubieran nominado a un Oscar.

Con estos dos personajes en el centro de la historia no hay forma que esta no sea una de las mejores historias de amor en la historia del cine. Solamente hay que ver la escena en que la Bestia le regala a Bella una biblioteca entera para demostrar su amor o verse a uno mismo llorando al final de la película.

Y claro, además hay personajes secundarios divertidos y memorables como Lumiere, Clogsworth y la señora Potts. Sin mencionar las escenas musicales de Alan Menken, Howard Ashman y Tim Rice.


Calificación: * * * *

**Lamentablemente la versión que se vende en DVD está repintada digitalmente y los colores son más vivos y claros, lo cual hace que se pierda el toque más oscuro y sombrío de la película original, que es mucho más atractiva visualmente. En otras palabras, el VHS que tengo guardado de la pela desde que era chico se ve mejor que el DVD.

The King's Speech: "El disgusto del rey"

Desde que ganó el Oscar. La verdad, desde antes, me he encontrado con mucha gente que me ha dicho numerosas veces que 'El discurso del rey' (The King's Speech) es la mejor película del año y que merece ganar(o haber ganado) el premio a mejor película. Algunos hasta se atreven a decir -con total descaro- que lo merecía más que 'The Social Network'.

Pero dejando mi amor por la película de Facebook a un lado, la verdad es que no entiendo por qué la gente cree que esta es la mejor película del año y que su sentimiento merece ser reafirmado con una estatua dorada de un hombre calato. Aunque la verdad, creo que lo entiendo todo. Lo del premio es fácil, todos queremos ver nuestros gustos recompensados. Si una película que nos gusta gana el Oscar, nos ponemos felices porque sabemos que hay más gente que reconoce la grandeza de lo que nos gusta tanto. En cuento a la película en si...

La historia es la siguiente: el futuro rey de inglaterra Jorge VI (Colin Firth) es tartamudo y no puede dar discursos alentadores a su pueblo, lo cual es un problema porque su país está a punto de empezar la guerra contra Hitler y su trabajo es emocionar a las multitudes y hacerlas sentir seguras. Así que su esposa (Helena Bonham Carter) busca a un excéntrico terapeuta australiano (Geoffrey Rush) que usara métodos poco convencionales para que pueda dar su discurso.

Todo está bien en la película, excepto que nada es realmente excelente. Colin Firth y Helena Bonham Carter hacen un buen trabajo pero han dado actuaciones mucho mejores (Carter en The Wings of the Dove y Firth este año pasado en A Single Man) en las que demostraron lo extraordinarios que pueden ser como actores. Mientras tanto, Geoffrey Rush hace su papel de siempre. Dicho esto, las actuaciones son probablemente lo mejor de la película y lo que me hizo disfrutar tanto como lo hice.

El verdadero problema está en el guión y la dirección. Verán, el terapeuta de Rush trata la "enfermedad" del rey como lo haría un moderno psicoanalista. Lo que vemos en la película es como el doctor se gana al paciente lentamente para luego dejar que el paciente revele su pasado en el cual es una clase en psicología 101 sobre la relación entre el rey y su padre para darse cuenta que es lo que traumó al pobre muchacho. Una persona en especial me dijo que amó 'El discuros del rey', me pareció raro considerando que la película 'Good Will Hunting' con Matt Damon y Robin Williams no le gustó. Mientras veía estas escenas en la película, yo no podía de dejar de pensar en Will Hunting y su psicólogo en MIT.

Y sin embargo, a pesar de tener esta escena en la que todo el problema del protagonista es revelado, la película decide olvidarse de esto y en lugar de explorar el problema decide hacer una serie de escenas cómicas en las que el paciente aprende a hablar bien cantando, maldiciendo y haciendo ruidos raros con la boca.

A fin de cuentas, 'El discurso del rey' es una película emotiva. Eso creo que es lo que la hizo ganar el Oscar. Sospecho que esa es también la razón por la que 'Una mente brillante' ganó el Oscar en un año en el que estuvo nominada contra mucho mejores películas como 'El señor de los anillos', 'Gosford Park' y 'Moulin Rouge'. 'El discurso del rey' está en la misma posición: ganando por encima de películas que definen nuestros tiempos (Social Network), que demuestran la genialidad de grandes directores (Black Swan) o que tiene un sentimentalismo más efectivo y profundo (Toy Story 3).

Además, la fobia más popular en el mundo es el miedo a hablar en público. En segundo lugar, está el miedo a morir.

Calificación: * * 1/2