jueves, 10 de marzo de 2011

"La bella y la bestia" (1991)


'La bella y la bestia' fue la película que definió la época que se llama el "renacimiento Disney". Desde la muerte de Walt Disney en los sesenta y por las décadas que siguieron, la compañía subsistió gracias a los parques de diversiones y no hizo ninguna película que fuera realmente un éxito (tanto de crítica como de taquilla). Esto hasta que a final de los ochenta, una nueva ola de animadores jóvenes tomaran las riendas del estudio con nuevos proyectos. Una de sus ideas era regresar al estilo clásico de Disney de películas animadas musicales casi siempre sobre princesas. La primera de estas fue 'La sirenita', que impresionó tanto a los críticos como a la gente que fue a verla. Después vino 'La bella y la bestia'.

'La bella y la bestia' fue importante para los estudios Disney, porque vino dos años después de 'La sirenita' y fue la película que reafirmo el hecho de que la compañia había, definitivamente, recobrado su "mojo". Ese mismo año, la película se convirtió en la primera cinta animada en ser nominada al Oscar en la categoría de 'Mejor Película', que hasta entonces había sido reservada para películas de con personajes de "carne y hueso". Muchos excusaron esta nominación diciendo que se debía a que no había sido un buen año para el cine en general, pero la verdad es que era el último sello de aprobación para la nueva era dorada de la animación.

Y la película en sí no es nada mala tampoco. A pesar de tener, superficialmente, la estructura de las demás películas de Disney basados en cuentos de hadas, la diferencia en 'La bella y la bestia' está en sus protagonistas. Bella, es una chica que a diferencia de Cenicienta o Blanca nieves no se queda sentada esperando a su príncipe azul. Bella es la primera princesa de los noventa y es una chica de mente libre que le gusta leer ¿pueden creerlo? Y que no está interesada en el chico bonito del pueblo.

En cuanto a la Bestia, es un personaje trágico y especialmente complejo y tridimensional para su tiempo. La Bestia pasa abruptamente de estar deprimido a ser un engreído príncipe y varias veces a simplemente ser una bestia amargada. La grandeza de la película se debe tanto a la actuación de Robby Benson (que hizo la voz del personaje) como a cualquier otro aspecto. Si Benson hubiera hecho este papel en una película "normal" maquillado en lugar de en una película de animación, estoy seguro que lo hubieran nominado a un Oscar.

Con estos dos personajes en el centro de la historia no hay forma que esta no sea una de las mejores historias de amor en la historia del cine. Solamente hay que ver la escena en que la Bestia le regala a Bella una biblioteca entera para demostrar su amor o verse a uno mismo llorando al final de la película.

Y claro, además hay personajes secundarios divertidos y memorables como Lumiere, Clogsworth y la señora Potts. Sin mencionar las escenas musicales de Alan Menken, Howard Ashman y Tim Rice.


Calificación: * * * *

**Lamentablemente la versión que se vende en DVD está repintada digitalmente y los colores son más vivos y claros, lo cual hace que se pierda el toque más oscuro y sombrío de la película original, que es mucho más atractiva visualmente. En otras palabras, el VHS que tengo guardado de la pela desde que era chico se ve mejor que el DVD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario