jueves, 4 de agosto de 2011

Harry Potter 7.2: ¿Otra más? No, esta es la última. Ah, ok.

No tengo mucho que decir sobre Harry Potter y las reliquias de la muerte parte dos. La verdad es que no importa mucho lo que diga. La mayor parte del planeta seguro ya la vió y probablemente a más de la mitad de ellos les gustó.

La verdad es que nunca entendí por qué a la gente les gustan tanto las aventuras de Harry Potter. Desde hace diez años he ido al cine (junto con millones de fans del joven mago) a ver sus películas y al momento de ver la siguiente nunca he podido acordarme qué es lo que pasó en el capítulo anterior. Fue entonces una buena idea haber visto la película anterior justo un día antes de ver esta, me ayudo a entender varios detalles que me hubieran dejado rascándome la cabeza si no lo hubiera hecho. Hay algo sobre Harry Potter que lo hace esencialmente intrascendente en mi memoria.

Leyendo lo que escribí sobre la película anterior, me doy cuenta que el último capítulo de la saga no cambia mi opinión, sino que la fortalece. Sigo divirtiéndome bastante mientras veo las películas, sigo pensando que Harry Potter es uno de los personajes más fastidiosos e insoportables de la historia del cine, sigo pensando que los personajes secundarios son mucho más divertidos e interesantes que los principales (¿Por qué hicieron los libros sobre Harry y no sobre Snape?), sigo pensando que los duelos con varitas mágicas se ven ridículos como escenas de acción, y lo más importante, sigo pensando que las películas no han sido una "adaptación" de los libros de J.K. Rowling, sino un complemento. No son películas por sí mismas, sino una recopilación de los mejores momentos de los libros, hechos para que los fans estén contentos y los involucrados ganen mucha plata.

Los días antes al estreno de la película, mi Facebook se llenó con mensajes, textos y comentarios de personas que expresaban su amor por Harry Potter y el final de la historia. La verdad es que aunque nos guste o no, Harry Potter ha sido una fuerza cultural importante y ha representado una era del cine comercial y para Hollywood. Una era que se acabó. Pero no se preocupen mortales (¿o debería decir muggles?), una nueva era comienza. Y no pasará mucho tiempo hasta que salga el remake de la primera película, haya borrón, y cuenta nueva.

Calificación: * * 1/2

1 comentario: